Diversificación

La diversificación de la canasta minera permitirá contar con un número más amplio de minerales. Trabajamos sobre dos premisas básicas:

  1. La ampliación del conocimiento geológico.
  2. Las oportunidades globales de cara a la puesta en marcha de nuevas tecnologías y la apuesta por fuentes renovables de energía.

De acuerdo con el Banco Mundial, el desarrollo de fuentes alternativas para la producción energética y la mitigación y adaptación al cambio climático irá de la mano de una mayor demanda por minerales. El cobre, el níquel o el litio se verán impactados debido a su utilidad en la construcción de infraestructura para energías renovables, como las turbinas eólicas.

Si logramos concretar proyectos en estos minerales, en los cuales tenemos potencial, seguramente lograremos aumentar nuestra producción y convertirnos en jugadores importantes a nivel internacional de cara a la transformación energética mundial. La apuesta Minenergía es impulsar al país en esta dirección.